domingo, 20 de diciembre de 2009

Cascabel, cascabelito...


Cascabel, cascabelito...
Lo colgaste de mi cuello, ¡qué bonito!

Qué contenta que me puse
con mi nuevo regalito,
por doquier amenizando
con mi clin, clin, clin... clinito.

"Esto es para no perderte".
Me dijiste muy bajito.
Y yo decidí quererte
más aún, otro poquito.

Clin, clin, clin,
clin, clin... clinito.

"Esto es para no perderte",
susurraste en mi oidito,
pero eso fue antes de ayer
y hoy te has ido, ¡qué prontito!

Olvidé colgarte yo un
cascabel, cascabelito
y te me perdiste tú
como aguja en pajarcito.

Por más que intento no puedo
deshacer este nudito
que enlazaste para atarme
por siempre el cascabelito.

Y ahora que quiero perderme
me persigue un sonidito.
Y ahora que quiero olvidarte
no puedo... clin, clin...clinito.


1 comentario:

  1. De vez en cuando me permitiréis piruetas como ésta, ¿verdad que sí?
    :D

    ResponderEliminar