miércoles, 19 de agosto de 2015

Y se formó la gozadera...

Lo prometido es deuda. Este post es vuestro, como es de todos vosotros cada una de mis letras, y esta historia.

Esta historia que empieza hace un año, cuando mi amiga Ana Áboli de Confeti en los Bolsillos me avisa de que en la Televisión Educativa y Cultural Iberoamericana buscaban candidatos para "El poema de la semana"; cuando me da por escribir (nada que perder) y conozco a Noelia, y me voy a grabar un poema elegido rápidamente (a mi madre le gustaban más otros, ahí lo dejo...), con un equipo que lo hizo todo fácil y divertido.

Vídeo de "Sintigo" para ATEI en YouTube
 

Algún tiempo después se publica el vídeo, y unos meses más tarde, cuando ya ni me acordaba, lo emiten al otro lado del charco y empiezan a llegarme preciosos mensajes, primero de Ecuador, después de Méjico... a través de FacebookTwitter y YouTube, en los que me decís cosas tannnnnnnnn bonitas!!!!

A los que me dais las gracias, deciros que las gracias os las tengo que dar yo a vosotros por bienvenirme.

A los que me decís que mis letras os han hecho llorar, os diré (lo siento) que me encanta.

A los que me decís que os gusta lo que escribo, os diré que la belleza está en los ojos del que mira. ¡Viva la sensibilidad y la capacidad de emocionarse!



A Fernando, que viajó a Madrid desde Méjico y se llevó firmados un par de libros de rima libre escritos con mucho corazón... decirle que  le estoy inmensamente agradecida (y no debe ser al revés) por dejarse erizar la piel, reírse y emocionarme al describir las sensaciones de alguno de mis poemas como yo misma los sentí al escribirlos (tu descripción de "Quédate" no la olvidaré en la vida, amigo).

Y gracias por los dulces mejicanos... (Oh my God...)

Mis GRACIAS más sentidas a cada personita linda de Latinoamérica que dedica un minuto de sus vidas a escribirme, comentarme, compartirme y mandarme tanto cariño en forma de letra.






Con el permiso de Fernando, os quiero dedicar esta preciosa puesta de sol que Madrid nos regaló ayer, y que también me quedo para mí como recuerdo de un ratito que difícilmente olvidaré.

Tan bonito como lo que me hacéis sentir. :)








domingo, 16 de agosto de 2015

Love the way


“Hoy quiero confesar que estoy enamorada”. (Como la Pantoja).
En una semana me he enamorado de la palabra “camino”,
del Camino,
de Santiago,
de Galicia
y de sus colores (#muyverdetodo).
 

 

Me he enamorado de cómo sabe,
de cómo huele,
de su rocío,
de su chirimiri y de su niebla.
 
Me he enamorado de Kairós (qué ganas te tenía, amigo).
 
Me he enamorado de la gente que he conocido allí (y a la que tengo que agradecer tanto), y de quien venía conmigo (de ese amor bonito de verdad, del que querrías comprar si se vendiera).
Me he enamorado de todo lo que he aprendido, de lo que he reído, de lo que he llorado (y todo ha sido mucho, ciertamente), y del silencio;
Del peso que he descargado, del que no ha podido ser (y me lo traigo de vuelta) y de tanto nuevo que llena sin pesar.
 
Me he enamorado hasta de mí;
de mi pequeñez, 
de mis años,
de todas mis sinrazones 
y mis vacíos,
y del trocito de infinito que llevo dentro.
 
Ni en mis mejores sueños imaginé esta experiencia como la he vivido.
Sin duda, este viaje es "el viaje".

 


Definitivamente, el universo tiene un plan.
 
Y como alguien me dijo (aparte de "brócoli esferificado"):
“El camino no acaba. El conjuro no existe”.
 
LOVE THE WAY.
Ultreia. Et suseia.
 
 

 

lunes, 3 de agosto de 2015