domingo, 19 de octubre de 2014

Dos horas más de vida. (Gracias).


 
¿Qué decir cuando un simple "gracias" se queda tan corto y sabe tan a poco...?
 
Anoche para mí no era una noche más. Abría una puerta que siempre he mirado desde lejos, y, sorpresa, me dejasteis entrar.
 
Ha sido una semana de nervios, de no tener claro si podía estar a la altura, de tener dudas con las piezas hasta el último día, de hacer el ensayo general la misma mañana... pero teniendo muy claro qué quería regalaros, desde la más pura VERDAD que hay dentro de mí, para bien y para mal, y todo el AMOR que me cabe en el pecho (aunque al maniquí le quepa más amor que a mí...).
 
Ya me conocéis, no se me escaparon los fallos, que los hubo, y que me dejan mucho espacio para seguir aprendiendo muchas cosas, pero lo que sentí... eso... debería ser obligatorio sentirlo al menos una vez en la vida para todo el mundo.
 
Y me dejasteis pasar. Y toqué el cielo con las manos. Y no lo olvidaré en la vida. Y, por favor, llamadme, cuando me necesitéis para ser muy felices en algún momento, porque os lo debo.
 
Si la vida se cuenta por tiempo aprovechado, os juro que ayer me regalasteis dos horas de vida.
 
Así que a vosotros, que sé uno por uno quiénes sois, os debo dos horas a cada uno, por creer en mí, por quererme, por venir a cuidarme, a dejaros llevar, a dejaros doler y a dejaros reír.
 
Y arriba esas fotos, que a puntito estamos de ser trending topic!!!!
 
PD: Eché de menos a algunas bajas importantes, pero viéndolo por el lado positivo... menos mal que no vinieron, porque no habrían cabido!!!
 
Nos vemos en los mercadillos.
 
 



jueves, 16 de octubre de 2014

¡¡Fiesta de pijamas!!


¡Cuélate en mi cuarto!
 
Reserva de entradas en el correo artedesmayo@gmail.com o llamando al 91 469 26 34.