lunes, 18 de noviembre de 2013

El sexto sentido

Hubo un tiempo en que tus manos eran lo contrario al silencio,
y tu boca aprendió en la mía cómo se besa un imposible...


                       El sexto sentido en YouTube




(Fotografía cortesía de Pollobarba)

domingo, 17 de noviembre de 2013

Habría jurado que te quería



Habría jurado que te quería
antes de besarte aquella última vez.

Esperé el choque de trenes en mis tripas,
que el tiempo se detuviera,
que aparecieran las ganas de que me empujaras
contra cualquier pared,
pero mi cuerpo…
como el que oye llover
y está a cobijo.

Ya no te quiero. Qué pena…

¡Con lo bonito que fue
lo que se ha ido…!

 

jueves, 14 de noviembre de 2013

"No necesito tus restos"


Y quién no ha pensado esto alguna vez...
 
Despechados del mundo... uníos!!
 




       
               "No necesito tus restos" en YouTube








jueves, 7 de noviembre de 2013

Miau




 
La verdad es que no me lo pude pasar mejor.

Gracias a todos por acompañarme y arroparme.

Os dejo el primero de los vídeos del recital.

Maullidos para todos!!!

miércoles, 23 de octubre de 2013

Bienvenidos de nuevo!!!

Toc toc...

¿Hay alguien ahí?

Pues bienvenidos los nuevos, los que vengáis del blog de Jirones, los curiosos y todos los que hayáis dado con esta página por casualidad.

Estrenamos nuevo proyecto: Misstake, y lo celebramos el día 31 de octubre a las 19:30h en el Café Libertad 8 (C/ Libertad 8).

Más info del evento en este link: https://www.facebook.com/events/336994833112082/

Nos vemos por aquí...

(y si te gusta saltar por los tejados, también en Facebook: https://www.facebook.com/soymisstake )

sábado, 31 de agosto de 2013

Medio cuerpo de sirena


Diluvia,
y yo soy sólo sirena
de ombligo para arriba.

Cuánto persigo las marejadillas
para ser tan torpe…

Abro la boca bajo el agua
para pedirte que me salves,
pero no vienes
ni me salvas
ni me sale una sola palabra
mientras el agua me inunda los pulmones.

Quién tuviera branquias
en lugar de estas alas
que aquí abajo no sirven para nada...

Y yo quiero decirte
“¡sálvame, amor,
sálvame!”
pero no puedo.

Y tú vendrás a buscarme
cuando sea demasiado tarde
y quede sólo un cuerpo de sirena
(o medio cuerpo
de sirena para ser exactos)
y como siempre,
te darás por satisfecho.

sábado, 24 de agosto de 2013

El pescador


Cintura para arriba
el pescador no late.
Piedra su pecho, piedra.

Piensa con los ojos
y con las manos sueña
sirenas idas.

Despliega brazos por redes
y espera en la bajamar
algún descuido.

El pescador no quiere,
no puede,
no tiene.

Cebo muerto que mata.
Sólo piedra.
El pescador no puede.
Sólo anzuelo.

martes, 20 de agosto de 2013

Café


Todo estaba igual
o casi.

El olor rancio a madera
de las tablillas del suelo,
el café recién hecho,
los croissants esperando pacientes
tras los cristales,
el jazz de fondo,
los libros con muchas manos
desordenados en las estanterías,
las mesas cojas,
las sillas de colores,
las lámparas de pie con cordoncillo,
los espejos antiguos
y ese aire
que se respira cuando
todo es posible
y que nos dijo al oído
"sólo vosotros podéis
mover el mundo".

Estaba todo igual
o casi,
incluso toda esa gente
que sirve para hacer bulto,
los carteles vintage en las paredes
entre pizarras y cuadros con relieves,
la bicicleta (reliquia)
y el reloj parado.

Estaba todo intacto,
igual
o casi
que cuando nunca estuvimos.

Y nadie moverá el mundo
si no volvemos.

sábado, 17 de agosto de 2013

Todo lo que me cupo


Como el niño que atesora piedras
guardé las calles,
el roce de tu espalda,
las carcajadas valientes,
caricias sueltas,
las miradas atadas
y algún sol.

Como el que protege con papel cebolla
guardé la lluvia de aquella tarde,
los bailes del aire entre tu pelo,
tus pies, un cactus,
dos tomates pelados
y un cigarrillo.

Como el que abrillanta plata
guardé las horas,
estiré las sábanas pensando en mañana,
desdoblé las comisuras de los labios
y ordené las pestañas
por orden alfabético.

Como el que ama de más
quise no dejarme nada.

Como el que teme perder-se
o ser robado,
como el que colecciona garantías,
como el que mira fotos para no olvidar.

Todo lo que me cupo lo guardé
como el que guarda y no sabe
que acaba de hacerse la maleta.

martes, 13 de agosto de 2013

Qué más triste


Qué más triste
que abandonarme a la suerte
que yo misma pueda procurarme
y ya no velarme el sueño.

Qué más cruel
que no pedir revancha
ni explicaciones
ni exigir disculpas.

Qué más penoso
que no acordarte más,
ni más ya nada.

Qué cobardía
o qué arrojo,
mas qué sagacidad,
qué acierto el tuyo
abandonarme a mí misma
sin despeinarte,
y alejarte silbando
como el que no recuerda.

viernes, 9 de agosto de 2013

Y dejar de ser piedra


Dejar de ser papel en la pared,
un recuerdo con piernas.

Dejar de razonar como los buitres
como de respirar bajo las aguas.

Dejar de escribir versos
igual que el que vomita
y dejar de ser sombra.

Ya dejar de esperar a ser llamada
a las filas del hambre de algún hombre
mientras te sigo amando.

Dejar en vano de encender bengalas.
Dejar de perder tiempo en contar tiempo.

Y dejar de ser piedra
soñando con ser flor.

Y dejar de ser
una piedra triste
buscándote en la vida
que está dónde.

jueves, 8 de agosto de 2013

Súper héroe


No va a venirte bien
lo que te diga,
lo que de estar más loca,
te diría,
porque no es el momento
ahora ni nunca,
y por ser tú quien eres,
súper héroe.

No va a venirte bien oír
lo que a sabiendas
no voy a contarte.

Para no importunarte,
no voy a darte
una misión perdida.

Bastante tienes
con salvar el mundo.

miércoles, 7 de agosto de 2013

El sueño


Corro descalza entre calles pequeñas,
avenidas grandes,
oscuras,
luminosos,
algún chino de pie en alguna puerta,
gente riendo,
papeleras llenas.

Corro con prisa hasta encontrar tu puerta.
Ahora que no me hacen falta, llevo zapatos.

Con los dedos cruzados toco tu timbre,
y un perro dice ding dong, ding dong, ding dong,
y busca una farola,
y tú me abres, y ríes,
y lo cambias todo por ahora
mientras te muerdes el labio moviendo la cabeza,
dándome por perdida
teniéndome delante.

Y en ese preciso instante te someto,
te obligo,
por caridad,
a hacerme tuya,
ahora y para siempre,
y me arrancas del suelo
y esta pena.

Las flores de los tiestos nos aplauden
cuando mi gata me lame
y me despierta.